martes, 18 de marzo de 2014

Bocadillos para la hora del recreo



Como preparar riquísimos bocadillos para toda la semana sin tener que comprar el pan a diario ni perder mucho tiempo por la mañana.

El secreto está en hacerlos el día de la semana que más tiempo libre tengas, en  mi caso es el domingo.
Compra pan recién hecho, el que les guste a tus hijos.
 Recuerda que el almuerzo es un tentempié para aguantar hasta la hora de la comida, no se trata de que se coman unos bocadillos enormes y luego lleguen sin hambre al comedor. 
Calcularemos el numero de bocadillos que vamos a necesitar, cortaremos el pan y los rellenaremos de distintos embutidos y sabores para que tengan variedad. A continuación los envolvemos en papel de plata y los congelamos. 
Si tenemos varios hijos haremos diferentes tamaños dependiendo de las edades y mi consejo es colocarlos por sabores en diferentes bolsas así cada día tendrán todos los bocadillos del mismo sabor y no habrá discusiones.
Os aseguro que los bocadillos a la hora del recreo están perfectamente descongelados y buenísimos.
Eso si hay que acordarse cada día de sacarlos del congelador y meterlos en las mochilas. Para ello puedes poner cada semana a uno de tus hijos de  encargado de almuerzos.
Con los encargos responsabilizamos a nuestros hijos de sencillas tareas para el bien de la familia.
Si tenemos una excursión y no tenemos tiempo de preparar los bocadillos a primera hora podemos hacerlos la noche anterior, de carne de tortilla de lo que quieras y congelarlos, podemos hacerlos de lo que queramos siempre salen buenos.
Espero que os guste mi truco y que os facilite la vida como a mi.


¿Te ha gustado este contenido?
 ¡Compártelo con tus amigos!Recomendarlo en tu red favorita usando los botones de abajo


No hay comentarios:

Publicar un comentario