miércoles, 19 de marzo de 2014

Un recuerdo de comunión original

Quería algo diferente para la comunión de mi hija, algo original, distinto a lo que todo el mundo hace.
Le hicimos en casa varias fotos con el vestido de comunión, pero no queríamos entregarlas ni en la clásica cartulina ni en un marco de fotos.
Así que  se me ocurrió hacer unas margaritas de cartulina decoradas con rotulador plata donde colocar las fotos.
¿Como lo hice?

  1. dibujé una plantilla para hacer todas las que necesitaba en cartulinas blancas.
  2. las decoré con rotulador plata una a una.
  3. las recorté
  4. cada flor consta de dos capas, en la parte trasera escribí la fecha y el nombre de mi hija en plata en la delantera recorté el círculo central para que se vea la foto.
  5.  la fotografía va en medio, las hice grandes y ovaladas para no recortar la foto por si alguien luego la quería poner después  en un marco
  6. forré unos palos de brochetas con papel de seda verde y les hice unas hojas, como podéis ver en la foto
Mi hija no sabía nada fue una sorpresa, ya que se lo hicimos por las noches mientras ella dormía.
 La idea le encantó, se sintió feliz con su ramo de margaritas repartiéndolas entre los invitados.

Como veis es una idea muy sencilla que podéis hacer, con un poco de paciencia según el número de flores, empezar con tiempo para no agobiaros.




 Seguro que impresionáis a vuestros invitados y vuestra hija será muy feliz sabiendo que lo habéis hecho especial para ella.

  • Coste = muy económico.
  • Tiempo= depende del numero de flores.
  • gratificación personal= mucha, primero la satisfacción personal de crear algo una misma, segundo de hacerlo por tu hija, tercero ser algo original y diferente al resto, todo un éxito entre los invitados
Espero que os guste y os animéis.

¿Te ha gustado este contenido?
 ¡Compártelo con tus amigos!Recomendarlo en tu red favorita usando los botones de abajo


No hay comentarios:

Publicar un comentario