viernes, 25 de julio de 2014

Una historia original para dibujar un perro


Aprendiendo a dibujar un perro

                                     


Seguramente en más de una ocasión habéis tenido que estar con vuestros hijos en la sala de espera del pediatra o del dentista sin saber muy bien como entretener y distraer vuestro hijo de su dolor o miedo.

Hoy os voy a enseñar una original historia para contar a vuestros hijos, necesitareis un trozo de papel que llevéis por el bolso y un lápiz o bolígrafo.


Había una vez un señor 

 Empezó a llover

 Se metió corriendo en su coche para no mojarse

 Encendió las luces delanteras

 Subió la capota del coche

Por los lados caía y caía el agua


Colorín colorado ya tenemos un perro retratado.

Os dejo también un vídeo de como hacerlo espero que os guste, seguro que os sale fenomenal.




¿Te ha gustado este contenido?

 ¡Compártelo con tus amigos!Recomendarlo en tu red favorita usando los botones de abajo

miércoles, 23 de julio de 2014

10 consejos para disfrutar cada minuto de tus vacaciones y ser feliz.


Vacaciones tiempo para descasar y disfrutar cada minuto de la felicidad.

Te propongo 10 ideas para conseguirlo.


1 Comienza el día con alegría, disfrutando de cada minuto, ante las contrariedades busca siempre el lado bueno de las cosas. Que se ha terminado la mantequilla pues pan con aceite, que sale el día lluvioso y no podemos ir a la playa o a la piscina pues un día de descanso para nuestra piel ...

2 Aprovecha para hacer aquellas cosas que te hacen feliz y durante el año no tienes tiempo, disfrutando cada minuto de ese entretenimiento o hobby, de esa lectura, esos paseos ,esas colecciones...

3 Olvida el reloj y las prisas saborea en cada momento lo que tienes al rededor , disfruta cada minuto que pasa sin estrés, lentamente, recreándote, gozando, deleitándote de ese momento.

4 Agradece y da gracias de  todo lo que tienes y disfruta cada minuto de todo, mírate como un afortunado, se agradecido y serás más feliz.

5 Descansa, relájate y disfruta cada minuto de la paz y la tranquilidad que durante el año, las prisas, el ruido, el estrés y el trabajo no te dejan.

6 Disfruta de la familia, de tus hijos es un momento ideal para estrechar más los vínculos familiares, disfruta cada minuto de tus hijos y pareja, de sus risas, sus ingenios, sus mimos, sus ocurrencias, de su felicidad contagiosa ...

7 Disfruta de los amigos, diviértete con ellos, habla , siente, disfruta de cada minuto que pasas con ellos, los verdaderos amigos están siempre a tu lado en los buenos y en los malos momentos, te acompañan, te ayudan, te hacen reír ...

8 Haz algo de ejercicio físico, la actividad activa nuestro cuerpo  y nuestro cerebro, lo tonifica y ayuda a  sentirte vivo, a sentir la felicidad, disfruta de cada minuto del movimiento.

9 Proponte una buena acción con los demás, se amable, solidario, simpático, generoso, te hará sentir más feliz, disfruta cada minuto de buenas obras hacia los demás.

10 Proponte unos objetivos, unas metas personales que te lleven a mejorar personalmente, ten aspiraciones, ilusiones, disfruta cada minuto de tus metas, de tus logros y de tus sueños, serás más feliz. 


Disfruta del verano y de la vacaciones, disfruta cada minuto, porque minuto que pasa minuto que no vuelve.

¿Te ha gustado este contenido?
 ¡Compártelo con tus amigos!Recomendarlo en tu red favorita usando los botones de abajo




domingo, 20 de julio de 2014

Disfrutando en la playa con tus hijos

Juegos para realizar con tus hijos en la playa

Disfrutar con tus hijos en la playa es una experiencia única. Un día de playa da para tomar el sol, pasear, nadar, jugar y mucho más...


¿A que podemos jugar?

  • Colección de conchas con protección solar para no quemarnos los hombros buscaremos conchas de diferentes tamaños y colores que estén enteras con las que luego en casa podemos realizar una manualidad, un collar etc.



  • Pesca tratando de pescar un pececillo se puede pasar un rato muy entretenido, si lo logramos recuerda luego devolverlo al mar para que viva feliz con su familia.
  • Tres en raya, comenzaremos jugando a buscar las piedras, blancas y negras después, dibujamos en la arena el tablero con el dedo y a jugar, pensar y disfrutar. No hay que enfadarse unas veces se gana y otras se pierde, lo importante jugar y pensar.


  • Petanca no hace falta llevar la petanca a la playa, podemos jugar con piedras blancas y negras y jugar a tirarlas y aproximarlas a otra que encontremos de diferente color, roja por ejemplo, también podemos usar una concha, un palo...Sobre todo elegir una zona de playa donde no molestéis a nadie. 
  • Búsqueda del tesoro podemos pedirles que nos busquen conchas o piedras preciosas un número determinado... o esconder vosotros un tesoro.
  • Dibujar en sobre la arena
  • Circuitos para canicas o pelotas pequeñas podemos hacer recorridos diferentes para pelotas pequeñas o canicas y disfrutar después viendo como los recorren.
  • Castillos los tradicionales castillos de arena con foso, puente levadizo, lago, murallas y todo lo que se nos ocurra.

¡Que no digan que ir a la playa es aburrido! ya tienes un montón de ideas para hacer con tus hijos, seguro que se te ocurren muchas más.

¿Te ha gustado este contenido?
 ¡Compártelo con tus amigos!Recomendarlo en tu red favorita usando los botones de abajo

jueves, 17 de julio de 2014

Jugando a ser cocineros

Jugando a ser el chef de tu casa

Siempre me ha gustado la cocina, aprender nuevas recetas, experimentar, sorprender a mis invitados y esta afición también he querido transmitírsela a mis hijos. La verdad es que ha sido fácil ya que a ellos también les ha gustado desde siempre.
Tengo la teoría de que a los niños que se les familiariza con los olores, colores y sabores de los alimentos y de la comida salen mejores comedores. Nunca me ha importado que mis hijos estuviesen en la cocina mientras yo cocinaba, siempre he pensado que era enriquecedor para ellos.

Mis hijos siempre me han ayudado en la cocina, desde los tres años o quizas antes, pasándome algún ingrediente, batiendo huevos o utilizando la batidora, empanando la carne, haciendo albóndigas y aunque no llegasen a la encimera enseguida cogían una banqueta y se subían. Siempre han mostrado desde que eran muy pequeños interés por como hacía las comidas, que ingredientes les echaba, a que olían, que llevaba la salsa, etc. 


No tenían aún 4 ni 6 años cuando los Reyes Magos les trajeron a mis hijas mayores, sus primeros delantales y unos utensilios para hacer bizcochos de verdad, no de juguete. 

Ahora están muy de moda los programas de cocina tipo "master chef" etc.

Fue hace 4 veranos cuando se me ocurrió hacer con mis hijos una experiencia que resultó ser maravillosa, todo empezó casi como un juego ¿Quien quiere cocinar con mamá? a lo que enseguida respondieron, al unisono los tres, con un rotúndo y chillón  yooooo . Así que para evitar discusiones lo hicimos por turnos. Os explico como fue la experiencia que desde entonces no hemos dejado de practicar cuando tenemos tiempo.



Cada día uno de mis hijos cocina conmigo, los turnos los empezamos de mayor a menor. 
Cada día cada uno de "los pequeños chef" debía elegir el menú; un primero , un segundo y un postre. Debía ser equilibrado y pensar también en la cena. 
Por su puesto antes les enseñé la pirámide alimentaria y como tenían elegir el menú, que los primeros tenían que ser ensaladas, pasta, arroces, verduras, legumbres, que los segundos podían elegir entre carnes o pescados y para las cenas mejor los huevos. 


Al principio todos quería cocinar pasta o sus platos favoritos, para evitar líos, si uno cocinaba pasta una semana ya no le tocaba en las dos siguientes, a no ser que uno de sus hermanos se lo cediese y lo mismo con el resto de alimentos.
El día anterior tenían que decirme a mi el menú que querían cocinar, juntos lo hablábamos, hacíamos la lista de ingredientes e íbamos a comprar lo que nos faltase (esta es una forma también de dedicar un tiempo exclusivo a cada hijo cuando se es familia numerosa y todos te reclaman).
El que cocinaba, también tenía que servir a los comensales y recoger la cocina ayudado por los papas.
Al principio yo les daba las indicaciones, les ayudaba pero ellos querían solos, así que enseguida lo fueron consiguiendo. Por supuesto aprenden a cocinar y a recoger, hacer de cocinero y de pinche a la vez.



Este sencilla idea "Jugamos a ser cocineros" es mucho más profunda de lo que parece, tiene mucho jugo interior, seguro que no habéis parado a pensar la cantidad de objetivos educativos que se trabajan con ella.

Objetivos de "jugando a ser cocineros":
  1. Servicio a los demás. El cocinar para los demás, pensar en los gustos de todos, servirles, saber que ese día hay un trabajo extra que tiene que salir bien con cariño y esmero. Trabajas la responsabilidad y la servidumbre en tu hijo.
  2. Elegir con cabeza el menú para que sea equilibrado no por capricho, estudiar la pirámide alimentaria. Comer sano y saludable. Trabajas nociones de nutrición.
  3. Ir a la compra de los ingredientes, valorar cuales son los mejores productos, aprender a comprar (no ser espectador), descubrir también el valor de las cosas y sin derrochar. Trabajas el consumo responsable,reciedumbre, aprender a identificar los ingredientes.
  4. Aprender los tiempos,las cosas buenas cuestan hacerlas bien. Trabajas la paciencia y el reloj.
  5. Aprender vocabulario culinario, recetas...Trabajas su vocabulario y sus conocimientos culinarios.
  6. Valorar lo que cuestan las cosas,  nos ayuda a esforzarnos más en hacer las cosas bien y agradecer el trabajo de los demás, conseguimos que protesten menos tanto cuando lo hacen como cuando lo reciben, ya que cada día le toca a uno.Trabajas el esfuerzo, la autonomía, fortaleza.
  7. Dejarse enseñar y ayudar cuando algo no nos sale o no sabemos bien hay que dejarse aconsejar y ayudar, siempre con la alegría de mejorar cada día. Trabajas la humildad y las ganas de aprender.
  8. Estrechar vínculos familiares momentos íntimos y únicos entre fogones, para mi son muy enriquecedores, y me ayudan a trabajar mi paciencia. Trabajas el cariño, la comunicación con tus hijos y tu paciencia.
  9. Disfrutar por un día de ser el chef de tu casa. Trabajas su felicidad, ser capaz  el solo realizar la comida para los demás.

Tal fue el éxito de esta divertida experiencia que empezó como un juego que en cuanto hay vacaciones ya están pensando en lo que van a cocinar. Les encantan los programas y las revistas de cocina.
A veces nos han sorprendido cocinando ellos solos y sirviéndonos a su padre y a mi,  con velas y música "Bien venidos al restaurante romántico" como les gusta decir. La verdad es que estoy muy orgullosa de ellos y una cosa tengo clara no se morirán de hambre por no saber cocinar, recursos tiene para una temporada.



 Este verano no pierdas la ocasión de disfrutar con tus hijos con esta experiencia tan enriquecedora.

¿Te ha gustado este contenido?
 ¡Compártelo con tus amigos!Recomendarlo en tu red favorita usando los botones de abajo

martes, 15 de julio de 2014

Creando nuestro propio avión

Un avión para disfrutar este verano



Esta manualidad que os propongo es muy sencilla y divertida. Como estamos en verano, tiempo de helados, nos  toca comer unos cuantos, recuerda guardar los palos, los reciclaremos para hacer un divertido avión.

Necesitamos :

  • 5 palos de polo en realidad son 4 y un tercio.
  • un tapón de botella
  • rotuladores o pegatinas
  • un encuadernador 
  • un trocito de cartón o cartulina
  • pegamento "Imedio"

En el tapón de la botella haremos un agujero con la punta de una tijera. Haremos dos aspas en el trozo de cartulina o cartón y a continuación introduciremos el encuadernador por las aspas y el tapón.





Decoraremos los palos a nuestro gusto. 



Pegaremos dos a ambos lados del tapón como veis en la fotografía y el trocito pequeño en el otro extremo en el medio. Ya tenemos el cuerpo del avión. Para que se pegue mejor le hemos puesto unas pinzas durante unos minutos.



Nos faltan las alas pegaremos los otros dos palos encima.


Ya tenemos nuestro original avión.


¿Os ha gustado? A que son ideales, si queréis los podéis colgar del techo con hilo de pescar.

¡A que esperáis para haceros con todo un escuadrón!

¿Te ha gustado este contenido?
 ¡Compártelo con tus amigos!Recomendarlo en tu red favorita usando los botones de abajo

jueves, 3 de julio de 2014

El gran valor de un sencillo detalle

El detalle



Buscando en el diccionario el significado de la palabra "detalle" aparecen diferentes apreciaciones entre ellas me he quedado con estas.

Detalle: muestra de educación, delicadeza o cariño. Regalo de poca importancia que se da como muestra de afecto y consideración.

Hoy en día nuestros trabajos y rutinas diarias nos llevan en un ir y venir, siempre atropellados en una contra reloj que apenas nos deja pararnos a pensar o a ver las personas con las que nos relacionamos o las personas que tenemos a nuestro alrededor. Realizamos como autómatas las mismas acciones, los mismos saludos etc. sin ver más allá de la persona que tenemos en frente. Soltando la mayoría de las veces un "gracias" a toda prisa sin pararnos a pensar en ese favor o en ese detalle ni en el sentido ni significado de esa preciosa palabra.
Desde pequeñitos enseñamos a nuestros hijos a decir la palabra mágica gracias pero ser agradecido es más que una palabra.

Estas prisas a veces nos llevan a perder los detalles con el prójimo y a vivir en una sociedad triste y egoísta. 

Un detalle es una muestra de cariño de agradecimiento, de afecto hacia otra persona. A veces una sonrisa, un abrazo ya son un detalle, unas sencillas palabras de agradecimiento, una mirada, un piropo, mostrar interés por el otro, por su familia, por sus preocupaciones, ponerse en el lugar de la otra persona, ofrecerse amablemente a ayudar, una llamada de teléfono ... No hace falta esperar a tener que agradecer al otro algo para tener un detalle , podemos tenerlo simplemente porque si , porque queremos hacer que la otra persona se sienta un poco más feliz, todos estos detalles tiene un gran valor para el que los recibe si salen del corazón. .

Hay muchas formas de hacer un detalle a otra persona.
Cuando  decidimos que el detalle sea un regalo comprado, este tiene que ser sencillo y lleno de contenido es decir siempre pensando en la persona a la que va destinado, en sus gustos, aficiones etc. Tiene que conseguir transmitir dentro de su sencillez todo el afecto, gratitud, cortesía y educación del que lo hace. En eso se distinguirá de un mero obsequio o regalo.

Un detalle tampoco debe excederse, en gran valor económico por muy agradecido que se esté, ya que puede incomodar al que lo recibe, haciéndole de menos o pareciendo que compras su favor.

Hay miles de detalles y miles de momentos buenos para hacer uno.

Detalles para personas casadas o enamoradas


Un sencillo mensaje de whassap con un "te quiero" o una llamada de teléfono a media mañana. Una flor, un ramo o una planta por que si, por que  hoy tocaba. Un estupendo desayuno sorpresa.
Unas entradas de cine o para un espectáculo. Recogerle a la salida del trabajo. Preparar su comida o cena favorita con esmero romántico. Unos bombones,  algo dulce o si le va más lo salado ese bocadillito de jamón o anchoas de ese sitio que tanto le gusta. Si es tiempo de cerezas y le encantan sorpréndele con unas. Es muy fácil solo hay que pensar en el otro en sus gustos o que le hace feliz.

Hay miles de detalles que podemos hacer por la persona que amamos solo hay que parar un momento y pensar en ella y en hacerle feliz. Seguro que se te ocurren otros muchos. ¡corre a por ellos!

Detalles con las personas con las que convives en el trabajo o en tu rutina diaria. 

Esa vecina que siempre te deja algún condimento, ese portero atento que está pendiente de los paquetes que te llegan a casa, esa mama que te recoge a tu niño cuando te retrasas en la parada del bus o del cole, tu farmacéutica que amablemente te adelanta el medicamento, tu médico que se preocupa por ti, el profe de tus hijos, la persona que te limpia en casa, esa compañera de trabajo que te cubre alguna hora para que vayas al cole de tus hijos, esa compañera que te escucha amablemente tus preocupaciones, a los abuelos que  tanto nos ayudan, hermanos ... hay tantas personas a las que les podemos hacer un detalle de agradecimiento y afecto...



 ¿que detalle podemos tener?

Una sonrisa verdadera, interesarnos por sus problemas y alegrías. Unas palabras amables "que guapa estas hoy , que bien te sienta este vestido"... a veces las mujeres nos cuesta reconocer esto en otra. Una dedicatoria sincera y emotiva.
Un dulce casero siempre es un gran detalle. Tu especialidad culinaria.  Algún producto del pueblo, cuando no se tiene pueblo se valoran el doble. Un botella de buen vino.
Cualquier manualidad o creatividad propia, unos lazos para la hija de tu compañera, alguna labor que te salga bien.
Una flor, una planta. Un libro, bien novela o un libro sobre sus aficiones.  O simplemente felicitar y agradecer el trabajo realizado. Es pensar y acordarse de los demás, es poner un poco de tono humano y cristiano en tu vida en esta vida tan ajetreada que llevamos.

Hay momentos que lo tenemos muy claro y todos solemos hacer algún detalle o regalo, cumpleaños, santos, Navidad, bautizos, comuniones, aniversarios... A veces nos vemos en el compromiso, otras nos salen del corazón esas son las verdaderas, las que tiene valor.

Pero también hay muchos momentos y días para ser agradecidos, para sonreír con afecto y cariño, para tener un tono humano con el prójimo y hacer de cada día y de esta sociedad un mundo más feliz y humanitario, ese mundo en el que deseamos que crezcan nuestros hijos con el ejemplo que les damos.


"De personas agradecidas surgen los pequeños pero grandes detalles que llegan al corazón de los demás". 


Has pensado ya, quien o quienes van a ser hoy los afortunados de tus detalles? ¿y los detalles ya los has pensado?

Se agradecido y haz feliz a los demás te sentirás mucho mejor y serás más feliz.


Esta es mi pequeña pero intensa reflexión del día. 
Si te ha gustado compártela con las personas que te importan, juntos haremos felices a más gente descubriendo el gran valor de un sencillo detalle.
Recuerda que con tu ejemplo educas y enseñaras a tus hijos a tener detalles con los demás y a valorar las cosas.

¿Te ha gustado este contenido?
 ¡Compártelo con tus amigos!Recomendarlo en tu red favorita usando los botones de abajo


miércoles, 2 de julio de 2014

Misión ScrapBooking

Estoy contentísima con mi nuevo libro  "Misión  ScrapBooking".
Es un regalo que me han hecho una persona muy especial que conoce muy bien mis gustos creativos y artísticos. 
Cuando lo recibí me pareció un detalle precioso y lleno de cariño . Desde aquí muchísimas gracias y un beso para las dos.
Hace unos días os hablaba de hacer un "Mood Board" que casualidad porque este libro es muy parecido , se trata de un libro lleno de ideas para hacer con  recortes, customizar tus recuerdos, expresar y crear con tus manos objetos inolvidables.


Ser respetuoso y educado

El respeto a los demás

Viene el verano y pasamos mucho tiempo al aire libre en urbanizaciones, playas, la plaza del pueblo, el parque.... disfrutando, pero no hay que olvidarse de la convivencia respetuosa con otros niños y personas adultas.

Todos los padres deseamos que nuestros hijos sean educados y respetuosos con los demás. Nos gusta poder ir con ellos a diferentes sitios y que demuestren su educación y las virtudes que tienen.
Como siempre os digo los padres somos los verdaderos educadores de nuestros hijos, nuestro ejemplo es fundamental para conseguirlo. 




"Si nosotros somos respetuosos con los demás, nuestros hijos aprenderán a serlo."

  • Si admitimos a los demás tal y como son, sin criticar su aspecto o forma de ser, tus hijos aprenderán a ser respetuosos.
  • Si criticamos, señalamos o comentamos de otra persona por su peso, color de la piel, tamaño, discapacidad, hacemos chistes etc, tus hijos aprenderán a criticar y a faltar al respeto. Recuerda que tiene la antena siempre puesta.

  • Si aprendemos a ver nuestras debilidades y que nadie somos perfectos tus hijos  aprenderán a esforzarse por mejorar y  a ser respetuosos con los demás.
  • Si criticamos las debilidades y solo queremos la perfección  tus hijos aprenderán a criticar, a humillar y a faltar al respeto. 


  • Si cuando vamos al volante de nuestro coche somos respetuosos y pacientes con los demás conductores, tus hijos aprenderán a ser respetuosos y pacientes. 
  • Si por el contrario cuando conducimos insultamos y criticamos la forma de hacer de los otros, tus hijos aprenderán a criticar, a descargar agresividad sobre los demás y a faltar al respeto.

  • Si cuando hay mucha  fila en la panadería u otro sitio somos pacientes y respetuosos, tus hijos aprenderán a serlo.
  • Si por el contrario criticamos el trabajo del que nos atiende, o intentamos colarnos tus hijos aprenderán a ser irrespetuosos con los demás.

  • Si cedemos nuestro sitio en el autobús en respeto a una persona mayor, una embarazada, etc.. tus hijos aprenderán a ser respetuosos a ser atentos con los demás, a ser educados.
  • Si miramos hacia otro lado para no tener que ceder el sitio tus hijos aprenderán a hacer lo mismo, siendo egoístas e irrespetuosos con los demás.


Para que nos respeten primero tenemos que respetar nosotros a la sociedad. Seguro que se te ocurren miles de ejemplos para que tu y tu hijo seáis respetuosos con los demás.

¿Como aprendemos a ser respetuosos?

Siendo pacientes, tolerantes, juzgándonos primero a nosotros mismos antes de juzgar a los demás, nadie es perfecto todos tenemos debilidades que mejorar o corregir. Ser pacientes, no apresurarnos a juzgar a los demás por un hecho puntual o  por las apariencias, dejar tiempo para conocer a las personas, dar una segunda oportunidad, todos nos la merecemos.
También a veces es bueno a acostumbrarnos nosotros mismos y  a tus hijos a ponerse en el lugar del otro para intentar comprender como se siente, porque actúa de ese modo etc...
Antes de ser irrespetuoso y criticar piensa, que la persona que tienes enfrente, es un ser, como tu, con sentimientos, defectos y virtudes. Regalale una sonrisa, veras como sales ganando.

Trata a los demás como te gusta que te traten, con respeto, cariño y educación.

Cuando tu hijo señale a alguien, enséñale que mientas él señala con su dedo índice otros tres dedos le señalan a él su comportamiento irrespetuoso.
No esperes a que sea mayor, empieza cuanto antes, a sentar buenos hábitos y virtudes en tus hijos.

Os dejo dos vídeos muy gráficos de como el ejemplo de los padres influye en la educación de nuestros hijos.



No os los perdáis y hacer de vuestros hijos, unos niños respetuosos con la sociedad y con el entorno en el que vivimos. Juntos  y entre todos conseguiremos un mundo mejor. 



¿Te ha gustado este contenido?

 ¡Compártelo con tus amigos!Recomendarlo en tu red favorita usando los botones de abajo