domingo, 24 de agosto de 2014

Una excursión familiar al paisaje protegido de San Juan de la Peña; las ermitas de San Salvador y San Voto

San Juan de la Peña, un paisaje protegido en pleno pulmón del pirineo aragonés.


Se ubica en el noroeste de la provincia de Huesca y se declaró en el 2007 Paisaje Protegido, con una densa y variada masa forestal. Alberga uno de los monasterios mas importantes de la Alta Edad Media.  Podemos apreciar el Monasterio Viejo de San Juan de la Peña, joya de la época medieval dentro de la roca de la montaña 


y el Monasterio Nuevo en lo alto situado en la pradera de San Indalencio, que alberga en su interior el Centro de Interpretación del Reino de Aragón y una Hospedería de **** con cafetería-restaurante, spa, salón multiusos...

Si no habéis realizado la visita a ambos Monasterios os la recomiendo, es muy interesante os gustará. Pero lo que hoy os quiero enseñar son dos rutas de senderos fáciles y llenos de encanto por los que podéis pasear en familia y disfrutar. 

¿Os apetece "montañear"? como dicen mis hijos, 
¡Vamos! 
visitemos las ermitas de San Salvador  y San Voto

Ruta a la Ermita de San Salvador.
Hoy invito a realizar uno de los paseos por los senderos que salen desde la pradera de San Indalencio, el S-4, que nos lleva a la ermita de San Salvador, tiene una duración de unas 3 horas y media o cuatro ida y vuelta, con una dificultad media, no tiene gran desnivel y el terreno no es complicado , con niños de 7 años sin problemas. El sendero viene perfectamente identificado todo el trayecto. 










El camino empieza por una pista entre pinos silvestres, acebo y otras especies. Una vez que se alcanza el collado de Achar de Botartar, el sendero continua por las crestas del Monte de San Juan de la Peña, donde las vistas son espectaculares del prepirineo y de la peña Oroel, el paisaje a tus pies te envuelve y llena de paz, la sensación de aire puro y el contacto con la naturaleza te acerca más a esta llenándote de energía positiva. Numerosas aves rapaces de diferentes especies te acompañan, buitres , quebrantahuesos o alimoches, con su majestuosos vuelos. Hay que tener un poco de cuidado con los niños y adultos de no acercarse demasiado a los escarpes para ver las vistas. Tanto mis hijos como nosotros disfrutamos muchísimo de esta excursión de las preciosas vistas y del vuelo de las rapaces.
Por fin llegamos a la ermita del Tozal de San Salvador.


La vuelta la realizaremos por el mismo camino durante 1km hasta el repetidor donde tomaremos la pista forestal hasta el Monasterio Nuevo.



Repondremos fuerzas comiendo en las mesas del merendero de la explanada. 



Los niños tiene una zona de columpios y juegos, para divertirse ya que parece que nunca se les acaban las pilas.



Después de comer podemos tomar un café o un helado en la cafetería de la Hospedería situada en el Nuevo Monasterio, creo que nos lo hemos ganado todos.



Disfrutando de nuestro helado os invito a descubrir alguno de los estupendos miradores como por ejemplo el de la Ermita de san Voto.


La ruta de la Ermita de san voto
Desde el centro de interpretaciones nos dirigimos hacia el sur pasando por un antiguo Nevero o puente nos introducimos en el bosque por un precioso camino de unos 15 minutos que nos lleva a las ruinas de la ermita de san Voto. 
El camino está señalizado y también tiene carteles que nos explican la fauna del entorno. 



Desde la ermita podemos tomar un sendero que desciende por unas escaleras 



a un pequeño mirador suspendido por encima de la carretera, desde el que podemos apreciar el antiguo Monasterio 




y unas preciosas vistas del paisaje.




En el centro de interpretaciones situado en la pradera, os atenderán y explicaran todo estupendamente, a demás podéis ver un documental muy interesante de la flora y fauna de la zona.




A que estáis esperando para salir a "montañear"?
No os perdáis esta estupenda excursión familiar.

¿Te ha gustado este contenido?
 ¡Compártelo con tus amigos!Recomendarlo en tu red favorita usando los botones de abajo

No hay comentarios:

Publicar un comentario