viernes, 3 de julio de 2015

Photocall, cumpleaños para mi princesa de 15 años.

Como pasan los años, parece que fue ayer cuando mi princesa mayor venía a este mundo para colmarnos de alegrías y ya han pasado 15 años. Preparar una fiesta de cumpleaños sorpresa para una jovencita de 15 años y sus amigas es todo un reto. Al final dándole muchas vueltas a la cabeza pensé, ¿qué es lo que más les gusta a esa edad? bailar, estar con las amigas y hacerse muchas fotos.
Así que preparé un photocall que ahora está muy de moda. 
Con unas grandes cajas de cartón realicé el marco, lo hice doble para que tuviese consistencia. Un consejo como al cortar el cartón con un cutter el borde no queda perfecto os recomiendo que lo forréis con papel blanco (todo el borde, es decir el lateral) así os quedará mejor y una vez pintado no se notará. En mi caso como era para jovencitas de 15 años decidí pintarlo en blanco y colocarle unas flores en las esquinas realizadas en papel crepé.


Las flores os enseñé como se realizaban en mi entrada Tarde con flores de papel.

Para el photocall también les preparé en una mesa y en varias cestas y cajas, distintos complementos para ponerse para las fotos, como pañuelos, fulares, gafas, abanicos, sombreros...y unas preciosas coronas con un aire entre hippy y romántico con las mismas flores, que la verdad les favorecían muchísimo a todas, estaban guapísimas.
Y por su puesto un 15 gigante.
También unas graciosas escarapelas personalizadas con el nº 15 para cada una de las invitadas.

Conté con la ayuda de las amigas de mi hija, que hicieron de cómplices para que todo fuese una gran sorpresa. Y por su puesto mi marido que me ayudó con el montaje de la fiesta.
La cena fue sencilla y al gusto de ellas, también la personalicé con unos simpáticos carteles.
Por supuesto no podía faltar la decoración, pusimos globos y guirnaldas de banderines con fotos de la cumpleañera desde que nació, muy divertidas que recordaban estupendos momentos de su vida. También muy importante, les dejamos espacio para bailar.

Aunque os puede parecer mucho montaje no es tanto y se hace enseguida, lo más costoso fue en marco y los números, pero es fácil. Con ilusión y ganas se puede conseguir hacer todo. !Qué no haces por un hij@!
La verdad es que quedó precioso, se lo pasaron fenomenal y será un estupendo recuerdo para todas ellas, que se hicieron infinitas fotos.

¿Te ha gustado este contenido?
 ¡Compártelo con tus amigos!
Recomendarlo en tu red favorita
 usando los botones de abajo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario