domingo, 18 de octubre de 2015

Evita la sobreprotección de tu hijo y le harás un niño feliz y seguro

El amor de los padres por los hijos es tan grande que, no nos damos cuenta que podemos perjudicarles con nuestra sobreprotección en nuestro afán por que sean felices y no sufran. Si le cuesta vestirse solo, enséñale pero no se lo hagas, si le pesa su mochila anímale, pero no se la lleves, si le cuesta hacer un trabajo enséñale, apóyale pero no se lo hagas, si le cuesta comer algo motívale pero no se lo perdones, no le hagas la vida fácil enséñale a superar las dificultades, a ser fuerte, valiente y decidido.

SI ERES DE LOS QUE SOBREPROTEGE,
NUNCA ES TARDE PARA CAMBIAR,
 TU HIJO TE LO AGRADECERÁ. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario