miércoles, 28 de octubre de 2015

Viaje familiar Asturias-Galicia

Podemos decir que en vez de "oca a oca y tiro porque me toca" nosotros hicimos nuestro viaje de amigos en amigos, recordando viejos tiempos y disfrutando a tope.
Salimos desde Jaca rumbo Ribadesella  donde nos esperaban en la primera etapa de nuestro viaje una estupenda familia que fue nuestra anfitriona en nuestro primer contacto con Asturias, llevándonos a su preciosa casa con unas espectaculares vistas a los prados , bosques y el mar. Con ellos visitamos Ribadesella y el Santuario de Covadonga. También nos mostraron algunas delicias de la gastronomía como el cachopo, las parrochas, el riquísimo queso de cabrales y como no la famosa sidra asturiana. 


Como dicen los asturianos esta tierra es para salir con bañador y chanclas y con chubasquero y botas, por que el clima puede cambiar completamente en el mismo día. Efectivamente eso es lo que nos pasó, salimos hacia el Santuario de Covadonga en un día nublado , fresco y chispeando pero terminamos bañándonos y comiendo en la playa la Espasa, muy tranquila y familiar.
Viajando con niños siempre tiene que haber un plan especial para ellos, aunque estén con más niños, así que disfrutamos de un divertido día de playa.
Tras despedirnos con mucha pena, nos dirigimos a un pueblo llamado Infiesto donde nos esperaba otra familia de amigos, esta vez con una "espicha asturiana" empanada, bollos preñaos, Cabrales, embutidos, tortilla de patata y por supuesto sidra. Nuestros nuevos anfitriones nos llevaron a un precioso pueblo llamado Espinareu famoso por su gran colección de hórreos.

También visitamos la Virgen de la Cueva de Infiesto, ubicada en un precioso paraje junto al río.

La hospitalidad, el precioso paisaje y las estupendas comidas hicieron muy agradable nuestra estancia en tierras asturianas.

Con gran dolor de corazón volvimos a despedirnos y continuamos nuestro viaje rumbo a nuestro último punto en Asturias, San Juan de la Arena, un bonito y tranquilo pueblo , donde quedamos con mis cuñados. Nos alojamos en "Los Novales" unos apartamentos rústicos con mucho encanto y   con unas estupendas vistas a la ría y al mar y zona verde para los niños.
Al día siguiente nos dirigimos al precioso pueblo de Cudillero, recorrimos el casco antiguo nos dejamos perder por sus estrechas callejuelas y sus casa de colores.
De allí fuimos al cabo Video donde disfrutamos mucho de unas preciosas vistas.
Faltaba el plan de niños así que nos dirigimos a la maravillosa playa de Concha de Artedo, que nos costó bastante encontrar, una vez que dejamos el coche en el aparcamiento seguimos las indicaciones y nos introducimos a través de unas pasarelas de madera en un pequeño bosque cuyo final era una sorprendente playa. Era mas bien de piedras pero como había baja mar, en este momento había arena. Los niños disfrutaron mucho bañándose e intentando pescar peces. La playa cuenta con baños y duchas públicos y con un restaurante- bar , para comer no muy económico
Por la tarde nos dirigimos al precioso pueblo pesquero de Luarca famoso también por su cementerio.
Al día siguiente teníamos hecha la reserva para ir a la playa de las Catedrales,una de las playas más bonitas, dicen que del mundo, declarada Monumento Natural en el 2015. Para poder acceder en verano, necesitáis hacer la reserva por Internet, sin ella no te dejan bajar.  Habíamos visto que la bajamar era sobre las 14:00 pero nos avisaron que fuésemos sobre las 11, por la gran cantidad de visitantes y la dificultad para aparcar. Llegamos a las 11:30 y aparcamos en el aparcamiento 3, que no esta mal. No tuvimos filas para bajar. Os recomiendo ir en bañador y chanclas, llevar una ligera mochila para meterlas en ella ya que algunas zonas por las que pasas el agua te puede llegar a la cintura.
Disfrutamos muchísimo viendo la maravillosa creación arquitectónica que la fuerza del mar ha creado, nos hicimos muchas fotos, una vez más los niños se lo pasaron fenomenal. Se nos pasaron 3 horas sin darnos cuenta. La única pega la gran cantidad de visitantes como nosotros.

Otra vez nos tocaba despedirnos, esta vez rumbo a Bergondo(A Coruña) donde nos esperaban los últimos anfitriones de este fantástico viaje familiar, en una preciosa casa con unas estupendas vistas. Os recomiendo el Mesón 1801 situado en la carretera de Guiliade.
Esa misma tarde fuimos a ver Coruña, conocida como la ciudad de los cristales, visitamos la Torre de Hércules, la Plaza de Maria Pita y sus jardines ambos muy ambientados por las fiestas en honor a Maria Pita. 
Al día siguiente nos dirigimos a Santiago de Compostela, paseamos por sus estrechas y  jubilosas callejuelas que nos llevaron a la catedral, visita obligada para peregrinos y visitantes a dicha ciudad, donde asistimos a la Santa Misa de 12 del peregrino. Como era viernes pudimos contemplar el "Botafumeiro" en movimiento , ¡impresionante!.
No hay palabras para describir el ambiente de la plaza del Obradoiro, repleto de peregrinos llegados de todas partes del mundo devotos del Santo y llenos de fe, rebosando alegría y cantos. 

Decidimos salir camino Coruña y comimos en uno de los muchos restaurantes de Parrilla que hay en la carretera, el famoso chuletón de ternera gallega riquísimo y a muy buen precio.  Por la tarde llegamos a casa y plan de niños, piscina y juegos. 



Al día siguiente nos dirigimos Ortigueira  donde visitamos la iglesia y el puerto deportivo con un estupendo parque para los niños. Desde allí se pueden hacer dos rutas una dirección a Estaca de Bares y otra hacia los acantilados y el cabo Ortegal, que es la que nosotros realizamos.


A pesar del día nublado nos arriesgamos y subimos desde el pueblo hacia el faro, parando en los múltiples miradores que hay, merece la pena. El paisaje es precioso y podéis encontrar muchos caballos y vacas a las orillas de la carretera en los verdes prados, los niños iban emocionados mirándolos  de lado a lado. 
Los acantilados, con sus 613 m. en algunos puntos son de los más altos del sur de Europa.
Siguiendo la carretera llegamos a San Andrés de Teixido, santuario obligado para los gallegos, según dice la leyenda "Vai de morto quen non foi de vivo" ( va muerto quien no fue de vivo)  la iglesia desde la cual se divisan unas preciosas vistas, es pequeña y  el altar lleno de ofrendas . Como curiosidad, fuera de esta, bajo el crucero que hay enfrente se encuentra una cueva donde se depositan las velas al Santo y donde junto a un crucifijo han depositado montones de fotografías de personas enfermas o fallecidas, así como diferentes partes del cuerpo, de plástico, que puedes comprar en las tiendas de recuerdos que hay alrededor para pedir su sanción o curación. En este mismo pueblo podéis degustar una ración de percebes a 15 euros, recién cogidos por los percebeiros de la zona en los acantilados que acabamos de ver. 
Continuamos nuestro recorrido hasta Cedeira como llovía, poco pudimos ver de este pueblo y subimos al faro de la punta de Candieira por una angosta carretera en la que justo pasaba un coche y  los caballos como espectadores. Desde allí rumbo a casa a descansar.

Nuestro viaje llega a su fin, al día siguiente con pena nos despedimos de Coruña camino Zaragoza unas cuantas horas de viaje. Primera parada Lugo, después de una semana con un tiempo estupendo sobretodo para esta zona de España nos toca conocer la lluvia y el frío Gallego. Nos dirigimos a la catedral de Lugo, que os recomendamos visitar llena de arte y estilos diferentes. A pesar del frío paseamos por las murallas. 
Continuamos nuestro viaje hasta O Cedeiro un pueblo precioso, si estáis por la zona visitarlo os encantará. Conserva unas cuantas "pallozas" dignas de ver , en las que vivieron hasta el año 1970, hoy son museo. 
Visitamos la iglesia pequeña sencilla con un milagro . Podéis encontrar 47 ejemplares del evangelio cada uno en un idioma diferente.
Comimos estupendamente por 10 euros el menú del peregrino en donde compartimos mesa y conversación con una pareja de Villajoyosa que hacia el camino de Santiago.
De nuevo viaje rumbo a casa. 2500 km recorridos en una semana disfrutado muchísimo  por tierras asturianas y gallegas de amigos en amigos, estupendos anfitriones a los que estamos muy agradecidos. También nos hemos encontrado con muchas personas muy amables y agradables que nos han recomendado lugares que visitar y donde comer, siempre con gran acierto,  haciendo estas vacaciones inolvidables. ¡Volveremos!.

No hay comentarios:

Publicar un comentario