martes, 24 de mayo de 2016

El frasco de la calma

El otro día vi un vídeo, como  hacer un frasco de la calma, me encantó la idea y nos pusimos hacerlo en casa con mis hijos y sobrinos.
Se trata de una idea del método Montesori, que consiste en un frasco que con solo agitarlo genera paz y armonía, llevando al niño a un estado de clama, mientras observa por un rato el movimiento de los brillos, que empiezan agitados y se van calmando poco a poco.  Pero hay que tener claro que no es un castigo sino una terapia que ayuda a relajarse al niño, como el yoga por ejemplo y así lo tiene que ver vuestro hijo como una ayuda para sentirse bien consigo mismo. Las diferentes densidades entre el agua, el champú o el pegamento hará que se muevan a diferentes ritmos y direcciones la purpurina y las estrellitas. Si tu hijo está en un momento de crisis, llanto, pataleta, nervioso... veras como poco poco se va calmando observando los brillos.

Necesitamos el siguiente material:

  • frasco o botella, mejor de plástico
  • agua caliente
  • un par de cucharadas de pegamento líquido brillante
  • una cucharada de champú
  • purpurina, o adornos brillantes estrellitas, corazones...
  • una gota de colorante puede ser alimentario

Os mostraré como hacerlo paso a paso es muy fácil y les encantará:

  • llenaremos la mitad del tarro con agua muy cliente 
  • añadiremos el pegamento con brillantina, la purpurina o adornos y el champú 
  • y lo terminaremos de llenar con agua dejando un poco de margen para que se pueda agitar
  • sellaremos con silicona o pegamento fuerte el tape y ya tenemos listo muestro frasco de la calma.
¿Te ha gustado este contenido?
 ¡Compártelo con tus amigos!Recomendarlo en tu red favorita usando los botones de abajo



Image and video hosting by TinyPic

No hay comentarios:

Publicar un comentario