lunes, 26 de febrero de 2018

EDUCAR EN EL ESFUERZO A NUESTROS HIJOS LES HARÁ MÁS FELICES

La vida no es nada fácil, todos lo sabemos. El esfuerzo es la base de cualquier logro. Y sin embargo, algunos padres ponen todo su empeño en hacer que para sus hijos sea un camino de rosas desde que nacen.
Como padres, todos queremos lo mejor para los nuestros. Que sean felices, que no sufran… Pero es un grave error evitarles los esfuerzos, los disgustos o los enfados. Y cargar nosotros con toda su responsabilidad.
Un niño autónomo, capaz de hacer las cosas por sí solo, es un niño seguro de sí mismo. Con una autoestima alta que le empuja a seguir superando nuevos retos y objetivos. Es un niño feliz.
No tenemos que ver a los niños como seres frágiles o indefensos sino como futuros adultos con un gran potencial dentro, que debemos ayudar a sacar cuanto antes.
Sobreproteger a nuestros hijos les hace un flaco favor. Hacerles todo para que no sufran o ayudarles siempre, no les favorece para nada en su desarrollo.

¿Cuántas veces has llevado la mochila de tu hijo, para evitarle el peso? ¿Cuántas veces has recogido sus juguetes, su habitación o su ropa, para hacerlo antes y mejor? ¿Cuántas veces le has preparado la mochila o los libros que tiene que llevar para que él descanse? ¿Cuántas veces has pedido los deberes por WhatsApp, para que los pueda hacer y no le llame la atención el profesor?  ¿Cuántas veces has escusado a tu hijo ante otros para que no le cueste hacer algo? ¿Cuántas veces le has preparado la ropa de entrenar o de colegio del día siguiente? 
Somos sus padres, no somos sus secretarios que tomamos apuntes o pedimos en el chat de la clase los deberes olvidados”

¿Queremos hijos felices? Hagámosles fuertes y responsables, la solución sigue leyendo en educar en el esfuerzo


No hay comentarios:

Publicar un comentario